6 consejos de novatos para jugar el póquer

Category:
Icon 0
Icon Ago 27, 2021

Si estás interesado en empezar a jugar al póquer, es necesario que conozcas algunos sencillos consejos que te van a ayudar a que te conviertas en un excelente jugador de póquer. A continuación, te daré 6 sencillos consejos con los que puedes empezar tu carrera en este maravilloso juego con un buen pie.

1. Evita jugar demasiadas manos

Como principiante, es fácil pensar que cualquier mano puede convertirse en una combinación ganadora con algo de suerte con las cartas comunitarias. Este es un gran error que los jugadores suelen cometer durante las primeras etapas del juego del póquer. Es importante ser selectivo con cada mano, ya que algunas manos tienen más posibilidades de ganar que otras. La esencia de una estrategia de póquer reside en memorizar la clasificación de las manos de póquer de antemano para ayudar a identificar una mano ganadora durante el juego.

2. Reconocer los patrones de apuesta

Aunque la mano temprana puede dictar toda la jugada, no es la única estrategia de póquer que un jugador tendrá que utilizar para ganar una partida de póquer. Conseguir la mejor mano temprana es, por lo general, la forma ideal de jugar a la mano. Sin embargo, hay muchos factores diferentes que pueden influir en el juego si se comparte la mesa con jugadores experimentados.

Una forma de identificar el flujo del juego es la probada lectura de la estrategia de póquer de su oponente. Aunque no sea un consejo obvio para el póker online, siempre se puede averiguar la mentalidad de un oponente analizando de cerca su patrón de apuestas. Es comprensible que se necesites tiempo para hacerlo bien, pero como principiante, puede ser el momento adecuado para familiarizarse con algunos trucos avanzados del juego.

3. Adoptar diferentes estilos de juego

Un consejo crucial para el póker online es mezclar una variedad de enfoques, ya que el póker es un juego fascinante. Algunos de estos enfoques son

  • Tight: juega con precaución con relativamente pocas manos y toma menos riesgos.
  • Loose: es lo contrario de “tight”, implica jugar con muchas manos y estar más dispuesto a apostar.
  • Agresivo: implica apostar mucho, abrir los botes y hacer grandes apuestas para poner al oponente bajo presión.
  • Pasivo: Es lo contrario de agresivo, que implica igualar más a menudo que apostar, ya que está en la mano del rival dictar cómo se desarrolla la acción.

La clave reside en ser lo suficientemente flexible como para utilizar cualquier estilo en función de la situación, ya que ser predecible suele acabar en derrota.

4. Utiliza el juego posicional en beneficio propio

Utilizar el juego posicional en beneficio propio es una estrategia de póquer que no sólo ayuda a un jugador novato, sino que también es una estrategia clave utilizada por los jugadores de póquer experimentados. Al comienzo de cada mano, hay que fijarse en la posición del crupier, que cambia en cada partida. El crupier es el último jugador en actuar en una ronda de apuestas. Esto da al jugador una ventaja táctica, ya que puede tomar una decisión basada en cómo han actuado los oponentes.

5. Semifollos agresivos con la mano adecuada

El farol sigue siendo una estrategia integral del póquer que puedes poner a tu favor incluso una partida perdida. Aunque hay numerosas estrategias asociadas al farol en el póquer, el “semi- farol” es una estrategia de póquer en la que el jugador sólo se deja llevar si saca una mano decente.

Esto significa que el jugador se marcará un farol sólo si la mano repartida tiene salidas para mejorar hasta llegar a la mejor mano durante las últimas rondas. Hacer un farol con una mano totalmente nula antes del river tiene posibilidades de ser contraproducente la mayoría de las veces. Por lo tanto, el semi-blufeo se convierte en algo importante, ya que establece los criterios de la mano perfecta para que el jugador proceda con un farol o simplemente se retire.

6. Retirarse cuando no se está seguro

Esta es una estrategia de póquer que casi todos los jugadores conocen pero que no ejecutan cuando juegan realmente. Un buen jugador de póquer es generalmente el que se retira más manos de las que realmente gana. Se necesita una verdadera destreza mental para que un jugador se retire con una buena pareja, una situación en la que la mayoría se sentirá atraído a continuar con la esperanza de conseguir una victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *