Descubre cómo puedes estar más protegido por medio de los tejidos antimicrobianos

Category:
Icon 0
Icon Dic 11, 2021

Al día de hoy, el aditivo antibacteriano se ha convertido en uno de los componentes más utilizados por la industria para la creación de aleaciones como también de fusiones por medio de las cuales las personas puedan tener la certeza de que pueden gozar de tejidos que los ayudarán a cubrir de infecciones y demás bacterias.

Como también es posible que estos le contribuyan con la limpieza general de las superficies y demás objetos. Si te interesa conocer más al respecto de los tejidos anti microbios y de los aditivos antibacterianos.

¿Qué es un tejido antimicrobiano?

Para aquellos que no lo saben, un tejido antimicrobiano de forma general hace referencia a los textiles que gozan de agentes internos que ayudan a combatir las bacterias, como también cuentan con componentes por medio de los cuales se pueda inhibir el crecimiento de microbios.

De este modo, se pueden percibir en las industrias tres tipologías por medio de los tejidos antimicrobianos:

  • Fibra antibacteriana: estas se obtienen gracias a un proceso de industrialización, donde es de apreciar que existe una fusión entre el polímero y un aditivo antimicrobiano, que ayuda a prevenir el crecimiento de caldos de cultivo de bacterias.
  • Aditivos antimicrobianos: estos son los componentes que pretenden evadir toda clase de microbio, como también erradican la posibilidad de crecimiento de bacterias y hongos dentro del tejido.
  • Recubrimiento antibacteriano, en este caso, la protección no se produce dentro del tejido, sino sobre él, esto permite que el proceso de sintetización de los aditivos con los hilos sea mucho más expedito y permita generar productos mucho más económicos también.

Proceso de adicción de antimicrobianos a los tejidos

En efecto, puede que para muchos esto resulte complejo, y en realidad el resultado puede ser exitoso dependiendo de la tela, como también del proceso de patentado.

Y es que cuando se trata de la adicción de los antimicrobianos a las hebras o hilos de los tejidos, debe procederse con cautela y bajo sistemas de presurizado como también de vapor industrializados, ya que de esta forma es posible que se pueda garantizar una correcta adecuación del aditivo al textil.

Sin embargo, cuando la empresa cuenta con las maquinarias necesarias es posible llevar a cabo dichas adicciones por medio de:

  • Método de Agotamiento: este es un proceso en todo caso, donde los aditivos son colocados bajo sustancias que permiten su disolución, para su posterior adicción al textil por medio de sistemas de vapor como también de los sistemas de prensados a altas temperaturas.

El proceso se denomina agotamiento, porque los aditivos antibacterianos son incluidos dentro de una pintura, la cual de forma posterior será adicionada a la tela, la cual ha sido sometida a un decolorante que termina por agotar su color, para de forma posterior ser pintada con los distintos aditivos de los cuales se traten.

  • Foulardado, es un término peculiar para el proceso manual de remojo de una tela en determinado líquido, para que se impregne del mismo, y de forma posterior dejarlo impreso en el mismo a través de sistemas de rodillos de presión, logrando así obtener un tela nueva con un componente bien adherido que gracias a la fuerza de los rodillos y las altas temperaturas será mucho más resistentes.

En este caso, el aditivo antibacteriano se dispone en líquido para que de forma posterior pueda ser trabajado el textil, y así proceder a su escurrido en bandejas, donde la tela será sometida a calores y rodillos que permitirá la unión completa y permanente del aditivo al tejido.

Características de los tejidos antimicrobianos

En efecto, siendo estos procesos manuales y en ocasiones rutinarios, es de comprender que los mismos no tienen por qué generar productos tan onerosos, en todo caso, el precio final de una prenda con tejido antibacteriano, puede depender de la empresa que lo patenta, del mismo modo te indicamos que los tejidos se distinguen por:

  • Ser duraderos, esto quiere decir que cuentan con una integridad mucho más resistente, por este motivo es que es de comprender que la tela puede tener una mayor resistencia a los usos y al lavado como también al paso del tiempo.
  • Capacidad de remoción de manchas con rapidez, dada su composición los tejidos antibacterianos cuentan con la condición de que las manchas son removidas con mayor facilidad.
  • No retienen olores, efectivamente los tejidos antimicrobianos cuentan con partículas que permiten que los olores puedan repelerse con facilidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *